preloaders
Portada

También disponible:

ePub

5,99 €

978-84-9104-010-1

Ver

La lucha de clases existe... ¡y la han ganado los ricos!

Marco Revelli (autor/a)
Alejandro Pradera (traductor/a)

La desigualdad creciente, la destrucción de las clases medias, el menosprecio por el medio ambiente, los retrocesos sociales hacen pensar que, efectivamente, hubo una lucha de clases que a la postre ¡HAN GANADO LOS RICOS! En el modelo de desarrollo que se instauró después de la Segunda Guerra Mundial y que llevó a la sociedad occidental a un progreso y a una paz social sin precedentes, las aspiraciones eran la igualdad y el pleno empleo. La ideología neoliberal gestada desde finales de los años 1970 marcó el comienzo de un cambio de rumbo radical y el objetivo prioritario de las políticas pasó a ser, por encima de cualquier otra consideración, el crecimiento económico. Desde entonces, las nociones de que los impuestos a los que más ganan desalientan la actividad económica y de que cierta cantidad de pobreza y de desempleo es “buena” para ese crecimiento han tomado carta de naturaleza y se han convertido en paradigma aceptado con resignación. En este breve texto Marco Revelli nos desvela la historia y desmonta de forma implacable el hardware teórico de la ideología neoliberal.

  • Colección: Libros Singulares (LS)
  • Publicación: 16 de abril de 2015
  • Precio: 10,00 €
  • I.S.B.N.: 978-84-9104-009-5
  • Código: 3432742
  • Formato: Estándar, Papel
  • Tamaño: 12,00 x 19,00
  • Páginas: 136
  • Edición: 01ª edición
  • Clasificación IBIC:
      Marxismo y comunismo (JPFC)
      Manifestaciones y movimientos de protesta (JPWF)

También recomendamos

Portada
Política
Abellán, Joaquín
En la serie titulada informalmente «Conceptos políticos fundamentales» Joaquín Abellán se...
Portada
¿Qué es el Tercer Estado?
Sieyes, Emmanuel
Los dos textos de EMMANUEL SIEYES (1748-1836) que se recogen en este volumen hacen de él ...
Portada
Políticas de la memoria y memorias de la política
Aguilar Fernández, Paloma
El nuevo texto de Paloma Aguilar constituye el mejor ejemplo de cómo la ciencia política ...