Recién llegados

Una presencia ideal

Una presencia ideal

Una presencia ideal

Eduardo Berti

Zenobia Camprubí

Zenobia Camprubí

Zenobia Camprubí

Emilia Cortés Ibáñez

Búsqueda

Buscador avanzado

books
Ficción
No Ficción
formato

colecciones

Número de libros encontrados: 4

Guía de lugares imaginarios

Alberto Manguel

Si en la Antigüedad parecía que más allá de las columnas de Hércules se extendía un universo en el que todo era posible, hoy, en una época en que hasta la última "terra incognita" ha desaparecido de nuestros mapas, aquellos maravillosos terrenos baldíos en que la fantasía podía erigir sus edificios ya no existen...

Los siete mensajeros y otros relatos

Dino Buzzati

Conocido en España principalmente a través de su novela "El desierto de los tártaros", publicada también en esta colección, Dino Buzzati (1906-1972) fue asimismo, a lo largo de toda su vida, un infatigable escritor de relatos breves en los cuales hallaban cauce de expresión sus más profundas inquietudes...

Cuentos para una Navidad

Vicente Blasco Ibáñez

Una lectura para cada día. Quince cuentos para una Navidad: VICENTE BLASCO IBÁÑEZ: El premio gordo (23 de diciembre) OSCAR WILDE: El Gigante egoísta (24 de diciembre) NIKOLÁI GÓGOL: La Nochebuena (25 de diciembre) HANS CHRISTIAN ANDERSEN: El abeto (26 de diciembre) GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER: Maese Pérez, el organista (27 de diciembre) FIÓDOR DOSTOYEVSKI: Un árbol de Navidad y una boda (28 de diciembre) BENITO PÉREZ GALDÓS: La mula y el buey (29 de diciembre) ROBERT LOUIS STEVENSON: Sermón de Navidad (30 de diciembre) El "jizó" con sombrerete de juncia, Leyenda popular japonesa (31 de diciembre) EMILIA PARDO BAZÁN: Los dulces del año (1 de enero) FRANCISCO AYALA: Una Nochebuena en tierra de infieles, o Son como niños (2 de enero) ANTÓN CHÉJOV: Vanka (3 de enero) GUY DE MAUPASSANT: Los Reyes (4 de enero) LEOPOLDO ALAS, CLARÍN: El rey Baltasar (5 de enero) O...

Naciones y nacionalismos

Ernest Gellner

Contrariamente a muchas creencias populares e incluso académicas, el nacionalismo no tiene unas raíces demasiado profundas en la psicología humana. Aunque se presente como una fuerza antigua, oculta y aletargada, el nacionalismo no es sino una consecuencia de la modernidad; y si bien aprovecha la riqueza cultural heredada históricamente, las condiciones de su despliegue son las sociedades caracterizadas por la búsqueda de la riqueza y el crecimiento económico, la innovación tecnológica, la movilidad ocupacional, la alfabetización generalizada y un sistema educativo global protegido por un estado...