>
preloaders
DigitalPortada

También disponible:

Papel

20,85 €

978-84-206-7563-3

Ver

La máquina del fin del mundo

Martin Cohen (autor/a)
Andrew McKillop (autor/a)
María Hernández Díaz (traductor/a)

Es la energía nuclear realmente la única alternativa viable a los combustibles fósiles? ¿Es tan segura y limpia como sostiene el lobby nuclear? ¿De verdad es la mejor opción para combatir el cambio climático?
"La máquina del fin del mundo" muestra que el sueño de la energía nuclear que nos están vendiendo es pura fantasía. Rebate el mito de que es más limpia y segura que otras fuentes de energía y muestra cómo con frecuencia se ocultan sus verdaderos costes: desde las grandes subvenciones para construir la infraestructura hasta la garantía implícita de que, en caso de un accidente, los costes serán asumidos por el público.
Accesible, documentado y riguroso, este libro es una aportación imprescindible al urgente debate sobre la energía mundial.

"Actualmente, la energía nuclear satisface entre un dos y un tres por ciento de la demanda energética mundial, lo que ni siquiera es suficiente para justificar la desmesurada inversión y los riesgos que entraña. Una estrategia de planificación sencilla y realista puede reducir mucho más el consumo de energía sin poner en peligro la vida y devastar regiones enteras."
  • Colección: Alianza Ensayo
  • Publicación: 28 de mayo de 2013
  • Precio: 14,48 €
  • I.S.B.N.: 978-84-206-7631-9
  • Código: 3492523
  • Formato: Digital, ePub
  • Edición: 01ª edición
  • Clasificación IBIC:
      Cuestiones nucleares (RNQ)
      Energía nuclear e ingeniería (THK)

También recomendamos

Portada
La mentira como arma
Levitin, Daniel J.
Estamos rodeados de noticias y datos falsos que en algunos casos no dejan de repetirse. Y...
Portada
Diario de un hipermoderno
Ascher, François
Cuando François Ascher se entera de que tiene cáncer de riñón decide escribir una suerte ...
Portada
Yo soy Malala
Yousafzai, Malala; Lamb, Christina...
«¿QUIÉN ES MALALA?», PREGUNTÓ EL HOMBRE QUE EMPUÑABA EL ARMA.YO SOY MALALA. ÉSTA ES MI H...